Ir al contenido principal

Comunicación: un muro nos separa


Se da entre dos partes: un emisor y un receptor. Existe un mensaje y un código. Cada uno jugará el rol que no esté jugando el otro. El equilibrio se rompe cuando la intención en el mensaje no es captada por el otro; el momento en el que X dice "i'm blue" y Y entiende que "X esta manchado con pintura azul". No es el mejor ejemplo, ni la mejor elección de palabras, pues ni siquiera es una expresión que se use en español, entiéndase que ese es el punto dónde comienza la interferencia.

Estos días he tenido tiempo libre, que esta a punto de terminar, y he vuelto a ver películas como "Blue Valentine" y "Take This Walts", en dónde por falta de comunicación, o una comunicación inefectiva, algo que se ha construido durante años, se cae y queda irremediablemente fracturado para siempre. Me parece que una situación similar sucede en "Eternal Sunshine of The Spotless Mind", cuando un comentario optimista sobre hacer familia, termina siendo "un insulto" para la protagonista.



¿cómo se pasa de estar "bien" a estar "mal", en tan poco tiempo? Cuando no se da espacio para que ambas partes pongan cartas sobre la mesa. Si existiera ese espacio se podrían percatar que cada uno está hablando desde un universo independiente, por lo tanto diferente, y está tratando de explicarse, y así como es escuchado y está escuchando el mensaje del otro.

¿Fácil? No, aunque sea lea fácil. Cada individuo carga con una historia propia, única, que si bien puede tener cierto parecido con la de los demás, nunca llegan a ser iguales, por lo que una palabra o frase puede detonar una emoción fuerte en Clementine cuando no es la intención de Joel. Un momento emocional manejado de manera inadecuada puede desencadenar una caída libre.

Hablar y comunicar

La mente juega con nuestras propias palabras, suponiendo el pensamiento, creencias o palabras de la otra persona, esperando además, que el otro adivine lo que estamos pensando, lo forma ese muro, de "espero" y "supuse", que en realidad, ni siquiera esta ahí.

Para finalizar, reitero que hablo desde momentos y vivencias propias, los cuales han tenido desenlaces buenos, malos y terribles. Cuando ha terminado bien, es porque se llegó a un punto en el cual el color azul era entendido por ambos, sin que se impusiera que la otra parte compartiera el significado propio. Pero no por eso soy una persona experta en el tema; busco opiniones diferentes compartiendo, en este espacio, lo que creo, esperando una retroalimentación nacida de una mente diferente a la mía.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Los NUEVOSimpson: Treehouse Of Horror XXVIII

He visto Los Simpson desde que tengo memoria, y para mi, como para muchos otros, fue una caricatura divertida, entretenida y rica en cultura popular, que se disfrutaba aunque no se captaran del todo las referencias.  Pero no voy a detenerme y explicar cómo, cuándo y por qué, en algún momento, deje de verlos, porque justamente este espacio esta dirigido para lo contrario.  Espero poder escribir ésta sección (¿?) de manera constante, porque he visto más episodios buenos con espíritu de los viejos, de los que creí que podían existir y vale la pena escribir sobre ello.
De la temporada número 29, el capítulo 4: Treehouse Of Horror XXVIII Para quienes son (o han sido) seguidores de la serie, saben que los especiales de La Casita del Horror están conformados por una introducción, que a veces puede aparecer entre las historias, y las clásicas tres historias que hacen homenaje a cuentos, libros, películas o series de terror/ciencia ficción más destacadas de la cultura popular (además, siempre …

No lo había notado: 500 Days Of Summer

* El punto no es ser parte de la crítica que se ha hecho alrededor de la película o personajes (principalmente, sobre Summer). Es solo una visión, otro comentario personal de una persona cualquiera*
Para la entrada 50 del blog, ¿por qué no un 500?... 500 Days Of Summer (o 500 días con ella). Al principio cuando vi el cartel de ésta película creí que se trataba de una película de adolescentes en la playa vacacionando, como otra comedia para ver, en una tarde de ocio. Tal vez fue por la imagen con que la anunciaban y mi torpe atención y falta de observación al ver el mismo.


Aún hoy me pregunto porque me topé con esta película, si, según mis vagos recuerdos, estaba buscando Donnie Darko. Después de encontrarme con ella en diferentes post, de ese entonces 2010 o 2011, decidí verla... y me sorprendió, para bien.

Desde el comienzo aclara lo que es y lo que no es: una historia que le podría pasarle a cualquiera.




La primera vez que la vi, podría decirse que la miré con el corazón hecho pedaz…

Hombro derecho/hombro izquierdo: perspectiva inspirada en el Dr. Osterman

Se que nuestras manos no se van a entrelazar. No de nuevo.
Estamos sentados, tú a mi lado derecho y yo, tan ensimismado, me siento desvanecer en recuerdos, que no puedo permanecer a tu lado izquierdo.
Antes siquiera de que las luces se vayan, estoy en el ahora. Hay gente al rededor y seguramente están más ahí, que yo mismo.
Las luces se están atenuando, mis oídos se sienten tapados. Ya no estoy ahí.

Ahora mismo, estoy donde hace unos años, cuando decidí que valía la pena decirlo, y no es que no lo valga ahora, no me malentiedas.
Estamos sentados, tú a mi lado derecho,  y yo, a tu lado izquierdo, aferrándome al asiento, porque mi cabeza esta tan llena del aire que respiras, que siento que voy a salir volando.
Las luces se han desvanecido ya, y aunque no estoy entendiendo lo que sucede al rededor, ciertamente nunca me ha interesado menos. No hay nadie más en este mundo, al menos no para mi.
Soy un hielo en un vaso de cristal, lleno de agua caliente.
Los latidos de mi corazón se escuchan…