Ir al contenido principal

The Perks on Being a Wallflower: mas de lo que parece. Chops.

Interesante poema.
No sé si alguna vez has sentido eso. Que quisiste dormir por mil años.
 O solo no existir. O solo no estar consciente de que existes.
Es por eso que estoy tratando no pensar.
Solo quiero que todo deje de dar vueltas.




The Perks on Being a Wallflower, o también, las ventajas de ser invisible, fue primero para mi una película que me pedía a gritos que la mirase por el soundtrack de The Smiths que llevaba.




La verdad es que por diversas razones no había podido verla, pero cuando por fin se dio la ocasión no pude evitar buscar el libro y consumirlo como agua en un día caluroso. De eso hace ya un año y medio mas o menos.  A partir de entonces no pude dejar de hablar, de ver una y otra vez la película, de recomendar el libro y de citar sus frases. Durante mucho tiempo me retumbaron en la cabeza. Y más el hecho, de que cuando vi por primera vez la película no sabía que estaba pasando. No lo entendía. Solo me dolía mucho el estomago, y cuando por fin lo entendí, tuve que detenerlo.
Y es así como la película y el libro me atraparon.

Y he aquí un poema dentro de ése libro, que no es citado en la película, pero bien merece su reconocimiento.



__________________

Una vez en una hoja amarilla de papel con rayas verdes
escribió un poema y lo llamó «Chops»
porque así se llamaba su perro
Y de eso trataba todo
Y su profesor le puso un sobresaliente y una estrella dorada
Y su madre lo colgó en la puerta de la cocina y se lo leyó a sus tías
Ese fue el año en el que el Padre Tracy llevó a todos los niños al zoológico
Y les dejó cantar en el autobús
Y su hermana pequeña nació con las uñas de los pies diminutas y
sin pelo
Y su madre y su padre se besabanmucho
Y la niña de la vuelta de la esquina
le envió una tarjeta de San Valentín firmada con
una fila de X
y él tuvo que preguntarle a su padre
qué significaban las X
Y su padre siempre lo arropaba en
la cama por la noche
Y siempre estaba ahí para hacerlo
...
Una vez en una hoja blanca de papel con rayas azules
escribió un poema Y lo llamó «Otoño»
porque así se llamaba la estación
Y de eso trataba todo
Y su profesor le puso un sobresaliente
y le pidió que escribiera con más claridad
Y su madre nunca lo colgó en la puerta de la cocina
porque estaba recién pintada
Y los niños le dijeron que el Padre Tracy fumaba puros
Y dejaba colillas en los bancos de la iglesia
Y a veces las quemaduras hacían agujeros
Ese fue el año en que a su hermana le pusieron gafas
con cristales gruesos y montura negra
Y la niña de la vuelta de la esquina se rio
cuando él le pidió que fuera a ver a Papá Noel
Y los niños le dijeron por qué su madre y su padre se besaban
mucho
Y su padre nunca lo arropaba en la cama por la noche
Y su padre se enfadó cuando se lo pidió llorando
...
Una vez en un papel arrancado de su cuaderno escribió un poema
Y lo llamó «Inocencia: una duda» porque esa duda tenía sobre su
chica
Y de eso trataba todo
Y su profesor le puso un sobresaliente
y lo miró fijamente de forma extraña
Y su madre nunca lo colgó en la puerta de la cocina
porque él nunca se lo enseñó
Ese fue el año en el que murió el Padre Tracy
Y olvidó cómo era el final del credo
Y sorprendió a su hermana enrollándose con uno en el porche
trasero
Y su madre y su padre nunca se besaban
ni siquiera se hablaban
Y la chica de la vuelta de la esquina llevaba demasiado maquillaje
Que le hacía toser cuando la besaba pero la besaba de todas formas
porque tenía que hacerlo
Y a las tres de la madrugada se metió él mismo en la cama
mientras su padre roncaba profundamente
Por eso en el dorso de una bolsa de papel marrón
intentó escribir otro poema
.
.
.
Y lo llamó «Absolutamente nada» Porque de eso trataba todo en
realidad
Y se dio a sí mismo un sobresaliente
y un corte en cada una de sus malditas muñecas
Y lo colgó en la puerta del baño porque esta vez no creyó
que pudiera llegar a la cocina.
.....

¿verdad que lo merece?


Comentarios

Entradas populares de este blog

Los NUEVOSimpson: Treehouse Of Horror XXVIII

He visto Los Simpson desde que tengo memoria, y para mi, como para muchos otros, fue una caricatura divertida, entretenida y rica en cultura popular, que se disfrutaba aunque no se captaran del todo las referencias.  Pero no voy a detenerme y explicar cómo, cuándo y por qué, en algún momento, deje de verlos, porque justamente este espacio esta dirigido para lo contrario.  Espero poder escribir ésta sección (¿?) de manera constante, porque he visto más episodios buenos con espíritu de los viejos, de los que creí que podían existir y vale la pena escribir sobre ello.
De la temporada número 29, el capítulo 4: Treehouse Of Horror XXVIII Para quienes son (o han sido) seguidores de la serie, saben que los especiales de La Casita del Horror están conformados por una introducción, que a veces puede aparecer entre las historias, y las clásicas tres historias que hacen homenaje a cuentos, libros, películas o series de terror/ciencia ficción más destacadas de la cultura popular (además, siempre …

No lo había notado: 500 Days Of Summer

* El punto no es ser parte de la crítica que se ha hecho alrededor de la película o personajes (principalmente, sobre Summer). Es solo una visión, otro comentario personal de una persona cualquiera*
Para la entrada 50 del blog, ¿por qué no un 500?... 500 Days Of Summer (o 500 días con ella). Al principio cuando vi el cartel de ésta película creí que se trataba de una película de adolescentes en la playa vacacionando, como otra comedia para ver, en una tarde de ocio. Tal vez fue por la imagen con que la anunciaban y mi torpe atención y falta de observación al ver el mismo.


Aún hoy me pregunto porque me topé con esta película, si, según mis vagos recuerdos, estaba buscando Donnie Darko. Después de encontrarme con ella en diferentes post, de ese entonces 2010 o 2011, decidí verla... y me sorprendió, para bien.

Desde el comienzo aclara lo que es y lo que no es: una historia que le podría pasarle a cualquiera.




La primera vez que la vi, podría decirse que la miré con el corazón hecho pedaz…

Hombro derecho/hombro izquierdo: perspectiva inspirada en el Dr. Osterman

Se que nuestras manos no se van a entrelazar. No de nuevo.
Estamos sentados, tú a mi lado derecho y yo, tan ensimismado, me siento desvanecer en recuerdos, que no puedo permanecer a tu lado izquierdo.
Antes siquiera de que las luces se vayan, estoy en el ahora. Hay gente al rededor y seguramente están más ahí, que yo mismo.
Las luces se están atenuando, mis oídos se sienten tapados. Ya no estoy ahí.

Ahora mismo, estoy donde hace unos años, cuando decidí que valía la pena decirlo, y no es que no lo valga ahora, no me malentiedas.
Estamos sentados, tú a mi lado derecho,  y yo, a tu lado izquierdo, aferrándome al asiento, porque mi cabeza esta tan llena del aire que respiras, que siento que voy a salir volando.
Las luces se han desvanecido ya, y aunque no estoy entendiendo lo que sucede al rededor, ciertamente nunca me ha interesado menos. No hay nadie más en este mundo, al menos no para mi.
Soy un hielo en un vaso de cristal, lleno de agua caliente.
Los latidos de mi corazón se escuchan…